Estrategia de Comunicación


Ser ‘de máquina’ no es tan malo

Hay sectores con los que estamos tan acostumbrados a convivir que pasan inadvertidos en nuestro día a día. De las máquinas de vending no estábamos solíamos oír hablar de ellas, a menos que fuese para criticar la calidad de su café.
La asociación de proveedores de máquinas de vending, Proveedores Vending Asociados, acudió a AGR para estrenarse dentro de la comunicación B2C y cambiar esta percepción negativa generalizada de sus productos.
Tras un análisis exhaustivo de sus máquinas y comprobar que están preparadas para tener todo tipo de producto, conservarlo en perfecto estado y adaptarse a diferentes superficies; sólo pudimos decir una cosa: Benditas Máquinas.
Porque nos quitan el hambre y alivian nuestra sed en los peores momentos, porque podemos encontrarlas en cualquier rincón, porque tienen de TO-DO y porque están abiertas las 24h… Imposible no adorarlas.

Tu café: recién hecho y con buenas vistas

La sociedad en general tenia una imagen preconcebida muy mala acerca del café de máquina. Sin embargo, pudimos comprobar por nosotros mismos que las máquinas utilizan café en grano de alta calidad, que muelen al instante, y tienen diferentes tipos de leche, que calientan para crear la espuma y hacer más cremoso cada café. En definitiva, todo lo esencial para un delicioso café recién hecho.

El sector innovaba constantemente y las máquinas avanzaban para mejorar el resultado final de su producto. No obstante, por muchos cambios que se introdujese en su mecanismo, la opinión de la gente se mantenía. Así que, para poner en valor la calidad del café de máquina, decidimos deslocalizarla y colocarla allí donde la gente menos se la podría esperar, por ejemplo: la cima del Penyagolosa.

El hecho de sorprender a todos los senderistas dándoles la oportunidad de tomar un café a 1.813 metros de altura, fue algo de lo que muchos medios quisieron hacerse eco. Y mediante el video con cámara oculta, pudimos demostrar a la sociedad que muchas veces, cuando decimos que algo no nos gusta, lo que en realidad no nos apasiona es el entorno.